10 verdades brutales sobre el éxito

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

verdades sobre el exitoPregunte a la gente exitosa cómo lograron su éxito y escucharán palabras como “trabajo duro”, “sacrificio” y “persistencia”. Indage un poco más y encontrará hábitos como:

1. Saben que su éxito sólo era inevitable en retrospectiva

Incorrecto. El éxito es inevitable sólo en retrospectiva. Es fácil mirar atrás en un camino emprendedor a la grandeza y asumir que cada visión era clara, cada plan era perfecto, cada paso fue ejecutado sin problemas, y el éxito tremendo era una conclusión inevitable. No fue así. El éxito nunca está asegurado. Sólo en retrospectiva aparece así.

Si estás dispuesto a trabajar duro y perseverar, quién eres es más que suficiente. No te midas a tí mismo contra otras personas. Elige una meta y mídete contra esa meta – esa es la única comparación que importa.

2. Decidieron elegir ellos mismos.

Una vez tuviste que esperar: ser aceptado, ser promovido, ser seleccionado – de alguna manera ser “descubierto”. Ya no. El acceso es casi ilimitado; puedes conectarte con casi cualquier persona a través de medios sociales. Puedes publicar tus propios trabajos, distribuir tu propia música, crear tus propios productos, atraer tu propia financiación.

Puedes hacer casi cualquier cosa que quieras y no tienes que esperar a que alguien descubra tus talentos. Lo único que te retiene eres tu – y tu voluntad de intentarlo.

3. Ayudan a otros a tener éxito, sabiendo que garantiza que tendrán éxito.

Nadie logra nada que valga la pena por su cuenta. Los grandes jefes se centran en proporcionar las herramientas y la formación para ayudar a sus empleados a hacer mejor su trabajo – y lograr sus propias metas. Los grandes consultores ponen las necesidades de sus clientes en primer lugar. Las grandes empresas hacen todo lo posible para ayudar y servir a sus clientes. Y como resultado, cosechan las recompensas.

Si estás en algo sólo para ti, algún día estarás solo. Si estás en algo para otros, no sólo lograrás el éxito, también tendrás muchos amigos reales.

4. Saben que a veces la mejor manera de terminar primero es ser la última.

El éxito es a menudo el resultado de la perseverancia. Cuando otros renuncian, abandonan, dejan de intentar, o comprometen sus principios y valores, la última persona que queda es a menudo la que gana. Otras personas pueden ser más inteligentes, estar mejor conectadas, tener más talento o estar mejor financiadas. Pero no pueden ganar si no están al final.

A veces tiene sentido renunciar a ideas, proyectos e incluso empresas – pero nunca tiene sentido renunciar a tí mismo. La única cosa que siempre puedes ser, es la última persona en renunciar a tí mismo.

5. Hacen lo que nadie más está dispuesto a hacer.

La milla extra es un lugar solitario, porque casi nadie va allí. Ve allí tan a menudo como puedas.

6. No hacen networking. Realmente se conectan.

A menudo, el proceso de construcción de una red toma una vida propia y se convierte en un juego de números. No necesitas números. Necesitas conexiones reales: personas a las que puedes ayudar, personas en las que puedes confiar, personas que te importan.

Así que olvídate de los números. Llega a la gente que quieres forme parte de tu vida – incluso si es sólo tu vida profesional – durante mucho tiempo. Cuando lo logres, olvídate de recibir y concéntrate en dar; es la única manera de establecer una verdadera conexión y relación. Crea conexiones duraderas y tendrás una familia profesional extendida. Estarás allí cuando te necesiten, y estarán allí cuando los necesites.

7. Ellos piensan, pero más importante, hacen.

La estrategia no es un producto. Hay bibliotecas enteras llenas de estrategias que nunca se implementaron.

Desarrolla una idea. Crea una estrategia. Establece un sistema rudimentario de operaciones. Luego ejecuta, adapta, ejecuta un poco más y construye una operación sólida basada en lo que funciona.

El éxito no se basa en la estrategia. El éxito se construye a través de la ejecución. La gente increíblemente exitosa se enfoca en ejecutar increíblemente bien.

8. Saben que “líder” es un título que se gana, no se da.

“Líderes” no son sólo los tipos que doblan el precio de las acciones en seis meses, ni las chicas que coaccionan a los funcionarios locales para que aprueben incentivos, ni los tipos que son tan valientes que van donde ningún hombre ha ido antes. Estos son ejemplos de liderazgo – pero típicamente el tipo de liderazgo que es situacional y de corta duración.

Los líderes reales inspiran, motivan y te hacen sentir mejor contigo mismo de lo que incluso podrías pensar que tienes derecho a sentir. Son el tipo de gente que seguirás no porque tengas que hacerlo, sino porque quieres hacerlo. Los seguirás en cualquier lugar y los seguirás para siempre, porque tienen la habilidad de hacerte sentir que no estás siguiendo. Dondequiera que te dirijas, siempre sentirás que van  juntos.

Crear ese vínculo toma tiempo.

9. Ven el éxito como un resultado, no como un impulsor

¿Alguna vez escuchaste a alguien decir, “Si me promovieran, yo trabajaría más duro” o, “Si el cliente pagara más, yo haría más” o, “Si pensara que hay un beneficio mayor, estaría dispuesto a sacrificar más”?

Las personas exitosas ganan promociones trabajando primero más duro. Los negocios exitosos obtienen mayores ingresos al entregar primero mayor valor. Los empresarios exitosos ganan retornos más grandes al trabajar primero duro, mucho antes de que cualquier posible retorno esté a la vista.

La mayoría de la gente espera ser compensado más antes de que incluso consideren trabajar más duro.

La gente increíblemente exitosa ve la compensación como la recompensa por el esfuerzo excepcional, no como el motivo – sea esa recompensa financiera o personal, o simplemente la satisfacción que viene de alcanzar algo increíblemente difícil de alcanzar.

10. Desean que supieras que realmente no hay “secretos sucios”

Excepto éste: No hay balas mágicas. No hay atajos. No hay trucos.

El éxito – en lo que usted elija perseguir – siempre se logra a través del trabajo duro y la persistencia.

Es más fácil asumir que otras personas tienen éxito porque tienen algo que tu no tienes. Pero en realidad, la diferencia principal es que están dispuestos a hacer algo que tu no.

Entonces, hazlo

Lea más en Inc
Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email
Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz