9 trucos para recordar todo lo que lee

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

A continuación, nueve de las técnicas y trucos más utilizados para recordar todo lo que lee:

Lea superficialmente el texto: no se trata de saltarnos el proceso de leer, lo que buscamos es leer por encima buscando los temas importantes y palabras clave para saber de qué se trata, antes de profundizar en el texto. Familiarizarse con los temas generales le ayudará a recordar cosas más particulares.

Escriba notas en la página: nunca lea sin un lápiz a la mano. Subraye oraciones que encuentre confusas, interesantes, o importantes. Dibuje líneas al borde de párrafos importantes. Dibuje diagramas para ver mejor la estructura de las ideas clave.

Pregúntese acerca del material: Ingrid Spielman recomienda interactuar con el texto, haciéndose a sí mismo preguntas a medida que avanzas en la lectura. Si está leyendo un libro de texto, la pregunta puede ser tan simple como: “¿Cuál es la idea principal de esta sección?”

Imagine, asocie y repita: la primera parte es imaginar. Puede incrementar la fuerza de la imaginación dibujándose mentalmente el texto o viéndose a si mismo participando en el evento descrito. La segunda parte es asociar, o enlazar el material a algo que ya sepa. Por ejemplo, quizás el nombre de uno de los personajes es el mismo que el de su mejor amigo. La tercera parte es la repetición, mientras más lea el material, más fuerte se hará su memoria. Si no quiere releer un libro completo, intente con algunos párrafos que le puedan ayudar a recordar.

Explique la información a otros: especialistas indican que si quiere recordar su experiencia, debe hacer algo con el material. La idea consiste en desarrollar con sus propias palabras lo que ha entendido del tema; en otras palabras, tratar de explicar lo que ha aprendido. Si no puede explicar algo, querrá ir a releer un poco el texto.

Leer en voz alta: para muchos, leerse en voz alta a sí mismo para entender lo que está estudiando es fundamental para recordar.

Estudiar en papel: las lecturas digitales son convenientes cuando se encuentra de vacaciones y quiere descargar un montón de libros e historias en un instante. Pero estudios sugieren que pueden debilitar la fuerza de su memoria. Según un estudio, en el que varias personas leyeron la misma historia corta en un libro físico y otras la leyeron en una tablet, los lectores del libro recordaron mejor la historia cronológicamente.

Aprenda desigualmente: el profesor de computación Ben. Y. Zhao advierte sobre malgastar el tiempo intentando memorizar absolutamente todo lo leído. En vez de eso, insiste en “aprender desigualmente”. No intente recordar todo por igual, concéntese en conceptos clave. Si enfoca su tiempo aprendiendo las partes o conceptos más importantes, tendrá la facilidad de recordar otras partes asociándolas o con derivación lógica.

Use las “Notas de Cornell”: Entre los trucos para recordar todo lo que lee, la técnica de las notas de Cornell es “un sistema mucho mejor que el método convencional”. El sistema está repartido en cinco partes, descritos en el sitio web de la Universidad de Cornell: escribir notas, preguntarse acerca del contenido, recitar frases o párrafos, reflexionar sobre el material y revisar periódicamente las notas.

Lea más en businessinsider
Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Comente...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz