Cestas de Navidad, mucho más que un regalo

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Mini1166762-1479309598934.jpgLa Navidad llega mucho antes del 25 de diciembre y prueba de ello es que ya a mediados de noviembre se puede notar en el ambiente: muy pronto se engalanarán las calles y comercios con juguetes y adornos, los árboles empezarán a vestirse de luces y las casas se llenarán de belenes. También es época de obsequiar a nuestros seres queridos con detalles y regalos que demuestren nuestro aprecio. En casa estos regalos se dan en forma de paquetes envueltos al pie de un árbol y en otros espacios, como el laboral, se materializan como cestas de Navidad.

Desde el aguinaldo, ahora ya algo obsoleto, hasta la paga extra, pasando por las cestas; hay diversas maneras de agradecer y dar una recompensa por el esfuerzo del año a los compañeros en el ámbito laboral. Pero, aunque obsequios como las cestas de Navidad estén vistas como un obsequio que se da en el trabajo, se trata de una tradición que tiene siglos de historia.

El origen de las cestas se halla en la Antigua Roma; evidentemente no eran un obsequio de Navidad, sino de la festividad pagana de Saturnalia, en honor al dios Saturno, uno de los más importantes y protector de las cosechas. Por ello, era costumbre regalar la Sportula, una cesta llena de comestibles conreados esa temporada con la que se conmemoraba el Solsticio de invierno.

“La apariencia de una Sportula y una cesta de Navidad es efectivamente muy distinta: aunque la intención de demostrar aprecio a los allegados se mantiene, los comestibles que se encuentran dentro cambian”, afirman desde Carné Selección, empresa dedicada a la comercialización y distribución por toda España de este obsequio navideño desde hace más de medio siglo.

Las frutas y los productos básicos se han sustituido por comestibles algo más sofisticados como cajas gourmet, baúles, selección y lotes de vinos y cavas de autor, colecciones de regalos de diseño, alta pastelería y chocolates. Esta es, precisamente, la especialidad de Carné Selección, que considera que las cestas de Navidad significan mucho más que un regalo: “son la expresión de un deseo de felicidad, una emoción compartida y una ilusión muy esperada”.

Por ello, la presentación de este tipo de obsequios es altamente cuidada, con un amplio abanico de diseños a precios que son asequibles para cualquiera que quiera regalar aprecio por estas fechas, gracias a su experiencia en creación, comercialización y distribución de obsequios navideños desde 1965.

Su selección de gran calidad cumple todas las expectativas: combinan los productos más tradicionales con diseños de las más prestigiosas firmas, como Antonio Miró, Agatha Ruiz de la Prada o Pertegaz. Además, Carné ofrece todas las facilidades a los clientes con las CREDICESTAS, financiadas de 3 a 6 meses sin intereses, tanto para empresas como para particulares.

 

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email
Tags:

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz