El estado de la educación en el mundo, según el informe PISA 2015

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Recientemente se dieron a conocer los datos del informe PISA 2015 en el que participan cerca de 540.000 estudiantes de 15 años de 71 países. Las pruebas que realiza cada tres años la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) miden el desempeño en ciencias, comprensión de la lectura y matemáticas.

Analizamos algunas conclusiones que podemos extraer de los resultados del informe y sus diferencias con respecto a los resultados del informe PISA del 2012 .

Ningún país de Latinoamérica destaca

La mejor posición de la región en las tres categorías fue para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Argentina no fue incluida dado a que la muestra tomada entre 7.500 estudiantes fue insuficiente).

En ciencias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ocupó el lugar 38. Chile el lugar 44 seguido de Uruguay (47), Costa Rica (55), Colombia (57), México (58), Brasil (63), Perú (64) y República Dominicana (70).

En matemáticas, estos fueron los resultados para América Latina: Ciudad Autónoma de Buenos Aires (42), Chile (48), Uruguay (51), México (56), Costa Rica (59), Colombia (61), Perú (62), Brasil (65), República Dominicana (70). En lectura, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (38), Chile (42), Uruguay (46), Costa Rica (51), Colombia (54), México (55), Brasil (59), Perú (63), República Dominicana (66).

Los países de la región se sitúan a la cola del listado apareciendo el primero, Buenos Aires en el puesto 38. El país con peores resultados de la tabla, República Dominicana. Hay que tener en cuenta que solo nueve países latinoamericanos participan de la evaluación, no están incluidos países como Argentina, Ecuador, Panamá, Paraguay y Venezuela.

España un poco mejor, pero estancada

En lo que respecta España, mejora ligeramente sus resultados con respecto al informe PISA del 2012 y por primera vez alcanza la media de OCDE. Los alumnos mejoran en matemáticas (han subido dos puntos obteniendo un total de 486, aunque queda por debajo del promedio de 490), pero bajan tres puntos en ciencias quedando al mismo nivel que la media de la OCDE que se sitúa en 493.

Por su parte, en comprensión lectora han subido ocho puntos con respecto al 2012 situándose en los 496 puntos, ligeramente por encima de la media de la Unión Europea que se sitúa en 493.

A priori parece un dato positivo que España haya mejorado ligeramente los resultados con respecto al año 2012 a pesar de la crisis. Pero hay que tener en cuenta que la media de la OCDE ha bajado a nivel general en los últimos tres años, lo cual nos ha dejado mejor acomodados en las tablas en 2015. A pesar de la ligera mejora en los resultados, España casi no se ha movido de su posición desde que nuestro país comenzó a participar en el informe.

“Estamos como empezamos, en 2000. Entre medias nos hemos caído y nos hemos recuperado. La educación es una cosa que cambia muy lentamente, pero es que ya llevamos así 15 años”, señala en El Mundo el catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra José García Montalvo.

España se sitúa a un curso escolar de distancia si se la compara con Finlandia y lejos de la excelencia. El informe indica que hay un 11% de alumnos excelentes cuando la media en la OCDE es de 15,3%. En Matemáticas, el 22% de los alumnos españoles no alcanza el nivel más elemental.

Por primera vez han participado todas las comunidades autónomas españolas, excepto Ceuta y Melilla, y se ha puesto en evidencia una fuerte realidad: las grandes diferencias educativas entre ellas.

Los mejores resultados son para Castilla y León, Navarra y la Comunidad de Madrid, que a pesar de regirse por la misma ley de educación, presenta un curso de ventaja respecto a comunidades como Andalucía y Extremadura, que son las que peores resultados han obtenido junto a Canarias y Murcia.

En Ciencias, Castilla y León se sitúa a la cabeza, con 519 puntos, 26 por encima de la media española (496 puntos), en Matemáticas, Navarra lidera la tabla con 518 puntos, 32 más que la media española (486), mientras que en Lectura Castilla y León se coloca a la cabeza (522), 26 puntos mas que la media.

Otro dato llamativo y preocupante es que en España, uno de cada tres alumnos es repetidor. Un 31% de los alumnos repite curso una o dos veces Educación Secundaria Obligatoria (ESO), un 19% más que la media de la OCDE (12%) y 16 más que la UE (16%).

La cifra se recupera con respecto a 2009, cuando el porcentaje alcanzaba el 35%, aún así es el noveno país con mayor porcentaje de alumnos repetidores, situándonos a la altura de Costa Rica, por ejemplo.

Asia en primer lugar

El país mejor clasificado en las tres áreas a nivel mundial es Singapur, pese a bajar en dos de ellas: 556 puntos en Ciencias, dos más que en el informe anterior; 564 puntos en Matemáticas, nueve menos, y 535 en Lectura, siete puntos menos.

En Ciencias le sigue Japón (538) y Estonia (534); en Matemáticas, Hong Kong (China), con 548 puntos, y Japón (532); y en Lectura, Hong Kong y Canadá (ambas con 527) y Finlandia (526).

Finlandia, retrocede

El modelo educativo finlandés es el más reconocido en Europa, con los mejores resultados de la región. Sin embargo, en esta última edición ha retrocedido en las tres áreas evaluadas, especialmente en Ciencias, en la que ha obtenido 531 puntos, 14 menos que en 2012. Aún así, sigue obteniendo estupendos resultados y continúa situada muy por encima de la media de la Unión Europea y entre los cinco primeros países a nivel mundial.

 

 

Diferencias entre niños y niñas

En Lectura, las chicas presentan mayor rendimiento que sus compañeros varones en todos los países analizados. En Matemáticas, los chicos superan a las chicas, aunque las diferencias no son tan grandes como en Ciencias, donde los alumnos obtienen resultados significativamente superiores a los de las alumnas, excepto en Finlandia o en Bulgaria. Finlandia, por su parte, es el único país en el que las niñas son más propensas a obtener mejores resultados en ciencias que los niños.

Desventajas socioeconómicas

Las desventajas socioeconómicas trazan una brecha en cuanto a la igualdad educativa. Países como Canadá, Dinamarca, Estonia, Hong Kong (China) y Macao (China) alcanzan altos niveles de rendimiento y equidad en los resultados de la educación.

Sin embargo, los alumnos socioeconómicamente desfavorecidos de los países de la OCDE tienen casi tres veces mayor probabilidad que los favorecidos de no alcanzar el nivel básico de rendimiento en ciencias. La relación entre el nivel socioeconómico y el rendimiento del alumno se debilitó en nueve países donde las puntuaciones medias en ciencias se mantuvieron estables. Un niño pobre tiene cinco veces más probabilidades de repetir que un niño rico, muy por encima de la media que se sitúa por debajo de dos.

Más en Bebés y más por Lola Rovati.

 

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Comente...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz