Las mejores resoluciones para el 2017

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Apenas quedan horas para despedir el año y afrontar uno nuevo. Amigos, 2017 ya está aquí y es hora de marcarnos los objetivos que queremos cumplir en los próximos 12 meses. Esta Nochevieja, abre el bloc de notas de tu móvil para anotar todas esas metas. Metas como las que te sugiero en este post. Tranquilo, no te voy a decir que aprendas inglés, ni que te apuntes al gimnasio. Los tiros van por otro lado.

Vestirse siempre para triunfar

Como no podía ser de otra forma, toca hablar de ropa. Más allá de que compres ropa de tal o cual marca, o de que vayas a la última o con prendas de hace tres temporadas, lo importante es que siempre, siempre vayas vestido para triunfar. Ponte aquella ropa que te haga sentir guapo, atractivo, elegante. Que te haga sentir el auténtico rey del mundo. Y así es como el mundo te acabará viendo.

Una vida sana es una vida mejor, pero sin obsesionarse

Estamos en una sociedad en la que practicar deporte se ha convertido en una auténtica obsesión. No hay más que abrir Instagram para ver la cantidad de fotos y vídeos de cuerpos perfectos haciendo auténticas acrobacias. Vale, están muy bien, pero mi consejo es que pases de ellos. Tal cual. Haz deporte, sí, lleva una vida sana, pero que esto tampoco sea el centro de tu vida. Fuera obsesiones. Tómate esas tapas, esas copas o esos vinos cuando surjan. Con moderación pero sin remordimientos. La vida es mucho más que tener unos abdominales perfectos.

Leer, leer y leer

Menos selfies en el gimnasio y más con un libro entre manos. Cada año se publican miles y miles de nuevos libros. Y me refiero solo a España. Lee. Dedica una hora al día. Media. Un cuarto. Lo que sea. Pero lee. Hay todo un mundo por descubrir en las mentes de otros y puedes tener acceso directo a ellas a través de un simple libro.

Dejar de vivir la política como algo personal

La pasión a la hora de hablar de política se nos ha ido de las manos. Nos enfrentamos, discutimos y peleamos con el que tenemos enfrente, por el mero hecho de votar a un partido diferente al nuestro. Hay amistades que se rompen por este motivo. A mí me ha pasado. Y no merece la pena lo más mínimo. Aprendamos a respetar y a luchar por nuestras ideas sin hacer daño al resto. Sí, ya sé. Demasiada utopía. Pero qué queréis, estamos en Navidad.

Apostar por el buen rollo (también en las redes sociales)

El punto anterior me lleva a reflexionar sobre el mal humor generalizado del personal. Todo son quejas por todos sitios. Quejas que, en las redes sociales, se multiplican exponencialmente. Que sí, que hay motivos para quejarse. Pero ya. Un poco de buen rollo no nos viene mal a todos. Proponte equilibrar los comentarios negativos con otros positivos, que haberlos, haylos.

Tener esa cita pendiente

Deja de marear la perdiz y da el paso de una vez. Seguro que tienes una cita pendiente con esa persona que te gusta y no eres capaz de dar el paso por miedo a que salga mal. Fuera temores y lánzate, que si te va mal tienes todo un año por delante para remontar.

Buscar un nuevo trabajo

¿Llevas años estancado en un trabajo que no te permite crecer? Pues ponte las pilas y traza un plan. Decide dónde o en qué te gustaría trabajar, rediseña tu curriculum y envíalo a todas las empresas que te interesen. A cuantas más llegues, mejor.

Saldar las cuentas pendientes contigo mismo

Por último, párate a reflexionar sobre tu propia vida. Analiza los errores del pasado y esas cuentas pendientes que tienes contigo mismo. Amigo, ha llegado la hora de perdonarte o de pedir perdón a quien corresponda. Chico, no eres perfecto, eso ya lo sabes, pero lo cierto es que nadie lo es. Así que deja de torturarte y a intentar ser feliz.

Más en  en Trendencias Hombre

 

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz