Más allá del networking

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

networkingConocemos a personas que tienen un curriculum de infarto. Varias titulaciones y un talento para desarrollar su trabajo envidiables. Pero por algún motivo, son invisibles. Y una mejor preparación, imposible.

Las reuniones de networking no son para ellos, o bien por timidez o bien por otras circunstancias. Y sin saber qué pasos dar, observan cómo compañeros de estudios, personas con menos formación triunfan. No una, sino decenas de veces, Luis ha escuchado que resulta extraño que alguien con esa preparación no ocupe un mejor puesto. O que haya tenido periodos tan largos como desempleado.

Lo que esas personas no saben es que estas personas no tiene contactos. Y el talento por mucho que brille, si está escondido no sirve para nada, como las matrículas de honor en los exámenes. Los contactos son los que hacen visibles las ofertas de empleo que no aparecen en ninguna bolsa de trabajo. Los contactos conocen a personas que necesitan a alguien, pero mucha gente no llega a conocer estas ofertas porque su circulo de amistades se reduce a diez personas.

Mientras tanto, las personas sin contactos observan atónitos cómo otros conocidos acaban de encontrar no sólo un buen puesto sino que además no cumple, en principio, los requisitos. O puede que si. Quizás se necesite un pequeño empujón y darse a conocer, o bien por la red o bien de manera presencial.

  • Contactar con los responsables de recursos humanos de empresas que pueden ser interesantes es un primer paso. Por Linkedin, es sencillo. Y ponerse en contacto con profesionales del sector también.
  • En Facebook asociamos esa red a amistad, ocio, un lugar para ser distendidos. Si se logra que una persona del paso anterior forme parte de las amistades de Facebook, el ambiente se relajará y quizás la confianza aflore más rápido.
  • Se debe ser selectivos. No se puede intentar quedar con todos los contactos que nos parezcan interesantes. Se podría quedar con aquellos con los que haya más probabilidad de coincidir en cuanto a intereses profesionales. Y para ello, si hay algo que se debe tener claro es nuestra marca personal.

Ese mercado laboral oculto existe. No es ficción. Estas personas deberán dar una patada a las inseguridades y apostar por la confianza, una mejora en el autoestima y una estrategia sencilla que lleve a mostrar su valía a las personas adecuadas. La queja o la autocompasión no ayudarán ni al mejor expediente del planeta.

Más en Pymes y Autonomos

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz