Ser exitoso no es solo cuestión de talento

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Cuando estaba en noveno grado, mi entrenador de cross country me dijo que nunca correría una milla en menos de siete minutos y 30 segundos. “¿Eres demasiado bajo y fornido?” -dijo en tono neutro-. “¿Has considerado natación ?”.

Recuerdo haber salido corriendo con lágrimas en los ojos, convencido de que no tenía destino como corredor. Mi tiempo corriendo una milla osciló obstinadamente entre ocho y nueve minutos por los tres meses siguiente, y cuando terminó la temporada, lanzé mis zapatillas al fondo del armario.

Varios años más tarde, después de ganar cierta perspectiva y decidir que mi viejo entrenador era un hablador, me los puse de nuevo. Correr dos a tres millas cada vez se convirtió en cuatro o cinco. Me inscribí espontáneamente para una media maratón, y luego comencé diligentemente el entrenamiento. Tres meses más tarde, en una soleada mañana de primavera, terminé el medio maratón. ¿Tiempo de la milla media? Siete minutos y trece segundos. “Toma eso, entrenador!” Grité mientras corría los últimos pasos.

El talento definitivamente contribuye al éxito. Pero como esta experiencia me demostró, decirse que no tiene las habilidades necesarias para ser exitoso solo le detendrá. No estoy sugiriendo que debe ser poco realista; después de todo, sé que nunca voy a ser un corredor olímpico. Sin embargo, no hay nada que le impida alcanzar un objetivo dentro del reino de las posibilidades: ni su cuerpo, ni su cerebro ni su aptitud natural para determinada tarea.

Mientras que el “trabajo duro” y la “persistencia” me permitieron cruzar la linea de meta en la carrera, esas no son las únicas cosas con la que una persona puede contar para lograr sus metas.

Fouad ElNaggar, CEO de la plataforma de desarrollo móvil Sapho, tiene ocho más:

  1. Llegar a tiempo
  2. Ética Laboral
  3. Esfuerzo
  4. Lenguaje Corporal
  5. Energía
  6. Actitud
  7. Pasión
  8. Dejarse entrenar
  9. Hacer algo Extra
  10. Estar Preparado

Como se puede ver, ninguna de estas cosas requiere una pizca de talento. Así que la próxima vez que quiera hacer realidad sus sueños, recuerde que tiene lo que se necesita.


Lea más en Forbes

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Comente...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz