Para muchas de las 5.000 millones de personas que escuchan la radio en distintas frecuencias, esta