Todos los hogares nuevos o reacondicionados de la Unión Europea tendrán que ser equipados con puntos