¿Tiene miedo de ir a la cárcel? Haga un upgrade

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

lan Wurtzel, acusado de asalto sexual, fue condenado a 1 año de cárcel en Los Angeles.

Para la víctima, la corta sentencia fue decepcionante. Pero peor fue cuando se enteró que no cumpliría la condena en la cárcel del condado de Los Angeles, sino en una pequeña cárcel en una pequeña ciudad cercana, Seal Beach, que cuenta con amenidades como TV pantalla plan a, sala de computadoras y camas nuevas. Para disfrutar de ese privilegio, pagó us$100 por noche, para un total de us$18.250.

 

22

Unas 3500 personas han disfrutado del beneficio entre el 2011 y el 2015, incluyendo 160 que cometieron crímenes serios como robo, violencia doméstica, abuso sexual de menores y posesión de pornografía infantil.

Los jueces tienen la potestad permitir a los criminales cumplir su condena en dichas cárceles. Ciertamente lo hacen con una fracción de las decenas de miles de presos que van a la cárcel en el sur de California cada año. Pero muchos piensan que la idea va en contra del espíritu de la justicia igual para todos.

Las “cárceles privadas” han facturado unos $7 millones entre 2011 y 2015.  Algunas, como la de Santa Ana, promueve en su sitio web una “experiencia disruptiva”, y ofrece un sitio donde los presos puede cumplir su condena en un “ambiente menos intimidante”.

“El sistema de justicia se está convirtiendo en cada día más en: ¿Cuánto dinero tiene? ¿Puede darse el lujo de contratar buenos abogados? ¿Puede permitirse cumplir la condena en un mejor lugar?” comenta  John Eum, detective de la policía de Los Angeles.

Síguenos en:
RSS
Facebook
Facebook
Follow by Email

Comente...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Te gusta nuestro contenido? Riega la voz